¿QUÉ ES UN SEGURO DE VIDA PARA COLECTIVOS?

Un seguro de vida colectivo, es un contrato que cubre de forma independiente y con una única póliza a un determinado número de personas, que deben tener algún elemento en común para dar sentido al seguro.

Las características más comunes de este tipo de contrato son las siguientes:

  •   El tomador suele ser una persona jurídica: empresa, asociación (consultar autónomos).
  •   Los asegurados deben ser varios y tener algún tipo de vínculo entre ellos.
  •   Los miembros del colectivo tienen las mismas opciones de cobertura.

Seguros de Vida colectivos

VENTAJAS DE UN SEGURO DE VIDA PARA COLECTIVOS

Los seguros de vida colectivos presentan algunas ventajas para el tomador, asegurado y también para la entidad aseguradora:

  •   La simplificación de su tratamiento técnico al asegurar múltiples personas en un único contrato, reducción de los costes administrativos y de gestión.
  •   Por lo general suponen una prima más reducida, puesto que hay descuentos a mayor número de asegurados.
  •   En ocasiones se añade la participación en beneficios, por ejemplo, la compañía puede aplicar un porcentaje de las ganancias que obtenga por la inversión de las primas del seguro de vida para el colectivo, o también por la baja siniestralidad del colectivo. (Se puede hacer como pago en efectivo, como aumento de capitales asegurados, aumento de garantías sin prima adicional o bien como reducción de prima, en las siguientes anualidades).
  •   Las empresas los pueden utilizar como un beneficio para los empleados además de ser un gasto deducible para la empresa en el impuesto de sociedades.

CON QUIEN CONTRATAR UN SEGURO DE VIDA COLECTIVO

Para contratar un seguro de vida colectivo, la mejor opción es hacerlo a través de una correduría de seguros, si están especializados en seguros de vida mucho mejor.

Los corredores de seguros son profesionales independientes, que tienen la obligación de cumplir unos requisitos para la distribución de seguros, que son impuestos por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, lo cual es una garantía de calidad para los clientes.

Si la correduría está especializada en seguros de vida, le podrá conseguir mejores opciones de precio y coberturas, y asesorarle en los aspectos técnicos de este tipo de productos, como pueden ser las coberturas, la fiscalidad, la participación en beneficios… .

Una correduría de seguros además del asesoramiento independiente le debe ofrecer un servicio integral al cliente, aportando valor en cada uno de los procesos que se presenten durante la vida de la póliza.

La independencia de las compañías permite a las corredurías de seguros, buscar la mejor opción entre todo el mercado asegurador, que satisfaga las necesidades específicas de cada cliente.

Además de esto, y como valor añadido, la correduría de seguros le ayudará siempre en caso de siniestro, y lo que es más importante, se posicionará del lado del cliente, no de la compañía, en caso de conflicto entre las partes.

Una correduría por lo tanto nos debe aportar valor en diversas fases, en la elección del producto, que será el adecuado a las necesidades del cliente, en la contratación, nos debe indicar la manera adecuada de formalizar el contrato, para evitar sorpresas en el futuro, además todos los cambios que debamos realizar durante el contrato, serán realizadas por la correduría (modificaciones de datos, ampliaciones de capital, anulaciones) y en la gestión del siniestro, puesto que nos ayudarán con los trámites a realizar para el cobro de la prestación.

A todo esto, hay que añadir que el valor que nos aporta una correduría por lo general es gratuito, puesto que al cliente no se le cobra por todo este proceso.

Por todo lo anterior, el valor que recibe el cliente si hace su póliza con una correduría de seguros, es superior al de otras formas de contratación: entidades financieras (suelen obligar al cliente a cambio de ofrecerle otro tipo de productos, generalmente financiación, es probable que no ayuden en la gestión del siniestro y el precio suele ser abusivo), páginas webs que no sean de corredurías, puesto que solo hacen la comparación (en ocasiones los precios no son reales), es posible que no tengan asesores especializados en seguros de vida, y por lo general “despachan” a los clientes sin el correcto asesoramiento, además de no recibir ninguna ayuda en los procesos que no sean de contratación, otras opciones de contratación que suelen carecer de la independencia que tiene la correduría.