Para que este muy claro desde el principio y no existan confusiones, NO es obligatorio un seguro de vida para una hipoteca.

En la actualidad el único seguro que puede llegar a ser “obligatorio” junto a un préstamo hipotecario es el de daños del inmueble hipotecado, normalmente con la cobertura de incendio, y ello lo regula la Ley Hipotecaria y, por extensión en cuanto a sus efectos la de Contrato de Seguro. No obstante, la obligatoriedad no deviene de la Ley sino del propio contrato y condiciones establecidas por el prestamista como garantía.

No existe hoy, legalmente, ninguna obligatoriedad legal en cuanto a los seguros de Vida vinculados a la amortización de un préstamo, pero (al igual que en los de daños) son muchas las entidades financieras que vinculan la concesión del préstamo y/o sus condiciones a la contratación de una garantía adicional como sería el seguro de Vida.

Por lo que una cuestión que “debería” ser opcional, se convierte en prácticamente obligatoria. Nuestra recomendación es revisar qué condiciones contractuales se establecen, como por ejemplo la penalización en el tipo de interés, si no se contrata directamente con el banco, para así comprobar que es lo que más te interesa. En ocasiones, aunque te penalicen, resulta más interesante para ti buscar otras opciones, por dos cuestiones fundamentales: porque ahorras y consigues mejores garantías.

Os dejo un par de notas de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (están en su página web) con criterios respecto a éstos dos temas:

Seguros de vida a prima única para la amortización de préstamos

Seguros de daños sobre inmuebles vinculados a prestamos hipotecarios.

Lo mejor es solicitar toda la información necesaria al respecto y poder realizar los cálculos exactos, para saber que opción es la que más te conviene. Tenemos que conocer de antemano las condiciones y saber cuáles son nuestros derechos y obligaciones.

Por otro lado, se puede solicitar la misma información a varias entidades, para poder comparar diferentes alternativas. Lo que hay que tener muy claro es que no es obligatorio un seguro de vida para la hipoteca.

 Otra cuestión importante, son las vinculaciones y condiciones que nos imponen, en muchos casos son abusivas, y para las cuales no tenemos prácticamente protección como consumidores.

Una de las soluciones más conveniente, sería la no  la vinculación de productos, y por tanto, las condiciones de un producto no dependiesen de la contratación de otro, ya que el principal perjudicado es el consumidor.

Por otro lado, tampoco es obligatorio un seguro de vida para un préstamo personal, por lo que no deberían imponer productos vinculados, y así cada persona pueda buscar y elegir la opción que sea más interesante para su situación personal.

¿Puedo cancelar el seguro de vida una vez me han concedido la hipoteca?

Si, se puede dar de baja, pero la recomendación es que leas bien el contrato que firmaste para saber que puede conllevar la cancelación, ya que puede suponer una subida en los intereses a pagar al banco. Este punto no te asuste, en ocasiones realizando el oportuno cálculo de lo que te supondría el aumento del tipo de interés, llegamos a la conclusión de que aunque me penalicen me sigue interesando contratar el seguro de vida por fuera del banco, ya que aunque suene increíble: Podemos seguir ahorrando y con un producto de última generación.

 

¿Cuándo y por qué puedo cancelar el seguro?, ahora que ya sé que no es obligatorio un seguro de vida para una hipoteca.

Normalmente los contratos del seguro de vida hipoteca son anuales renovables, lo que significa que cada año tienen vencimiento y se puede cancelar. Por ejemplo, si lo contrate el 15 de enero de 2017, sé que cada 15 de enero de los años siguientes al póliza vence.

Lo ideal es apuntarlo en la agenda para que no se nos olvide (de éste tipo de cosas no nos solemos acordar), para así, poder dar un preaviso de cancelación con un mes de antelación al vencimiento (recomendamos que sea por escrito). Como siempre, insistimos en que leas bien el contrato para ver los pros y los contras, para no verte perjudicado. Si fuera necesario consúltalo con profesionales especialistas en seguros de vida.

Existe otra posibilidad, y es cancelar la póliza antes de que transcurran 30 días desde que fue activada. Pero como anteriormente señalaba, es importante ver que puede suponer.

Por todo lo anterior, creo que cada vez está más claro, que lo mejor es tener contratado un seguro de vida con el precio y condiciones de mercado. Te sorprenderá lo que podrás mejorar y ahorrar año tras año.

Si deseas comentarlo con nosotros escríbenos a [email protected] o llama al  91489 30 81.

 

¿Es obligatorio un seguro de vida para una hipoteca?
¿ Te ha parecido interesante ? Ayúdanos con tu voto