fbpx

¿Quieres ahorrar? Descubre qué es un plan de ahorro

plan de ahorro
Índice de contenidos
Compartir:
4.2/5 - (5 votos)

¡Es el momento de organizar tus gastos con un plan de ahorro! ¡Sigue leyendo: te lo explicamos! Como los seguros de vida, existen otros muchos productos financieros para organizar la situación económica de tu hogar. Entre ellos, si una póliza cubre el capital que tú decidas ante imprevistos, contar con un plan de ahorro te ayudará a planificar tus gastos y ahorrar. A continuación, vas a a poder entender cuál es la utilidad y usos de estos «monederos»: puedes elegirlos para cubrir gastos inesperados, comprar caprichos o enfrentarte a grandes desembolsos. Si ya has protegido tu estado de salud, ha llegado el momento de cubrir tu vitalidad financiera… ¡Mejora tu ahorro con un plan de ahorro hecho a tu medida: estas son las diferentes modalidades para contratar!

 

¿Qué es un plan de ahorro? Su definición y funciones son…

Antes de empezar, tenemos que aclarar que un plan de ahorro es un producto financiero que te ayudará a prever, planificar y mejorar, como su nombre indica, tu capacidad de ahorro. Al igual que los seguros de vida, son planes con los que organizar tu economía y no sufrir imprevistos.

 

Así, con tales sistemas podrás crear tu propio colchón económico, dando tus primeros pasos para conseguir tus objetivos financieros: comprar un coche, ahorrar para empezar tu hipoteca, pagar la universidad de tus hijos, preparar tu jubilación… Con tantos usos, debemos destacar la amplia oferta que existe para estas formas de ahorro, con planes a largo plazo, de previsión asegurada y centrados en planificar tu pensión. Sin embargo, más tarde hablaremos de ello. ¡Sigue leyendo!

¿Necesitas ayuda con tu seguro de vida?

Características: ¿cómo se ejecutan los planes de ahorro?

Aprende a ahorrar mejor: así funcionan estos productos financieros

A la hora de entender cuál es el funcionamiento de un plan de ahorro, debemos atender a sus características. ¡Es muy simple! Cuando contratas uno, te comprometes a realizar aportaciones periódicas con el objetivo de ahorrar. Estos ingresos pueden ser muy variables, desde 50 € hasta la mayor cantidad que quieras o puedas ir añadiendo. De esta manera, no ahorrarás de manera aleatoria y pasas a hacerlo automáticamente y a través de un plan que tú mismo has decidido.

 

Con estos planes, consigues fijar un ahorro sistemático, de modo que te aseguras de que vas a ingresar una cantidad todos los meses. De esta manera, te confirmamos que no se establece un mínimo de inversión mensual ni anual. Por ello, un plan de ahorro es un producto disponible y abierto para cualquiera que tenga una mínima capacidad de ahorrar. La cantidad conseguida está disponible para que la utilices en cualquier momento. No obstante, para ello, será necesario:

 

  1. Cancelar todo el plan de ahorro y es que no existe la posibilidad de retirar una única parte.
  2. Renunciar a las ventajas fiscales que ofrecen estos productos, pues tendrás que declarar los intereses a Hacienda… ¡A continuación, pasamos a explicarte cómo es esta tributación!

 

¿Cómo tributa este tipo de planes? Cuestiones fiscales de tus ahorros

Si los seguros de vida desgravan, hay que tener claro que los planes de ahorro también tendrán una tributación de impuestos específica. Como tal, los primeros 5.000 € que ingreses estarán exentos de cualquier tasa fiscal, siempre y cuando mantengas tu plan durante un periodo de, al menos, 5 años. Del mismo modo, si decides renunciar a él y acordar su cancelación anticipada, se deberán declarar los intereses generados y calculados a partir de una retención del 19%. Pese a lo dicho, puesto que se trata de un producto de baja rentabilidad, hay que saber que, para un plan de ahorro, tanto los intereses generados como las comisiones a abonar siempre serán bajos.

 

Diferentes tipos de planes: ¿cuál es el más recomendable?

Puesto que los planes de ahorro se mantendrán durante un plazo mínimo de 5 años, la tipología más generalizada de estos productos financieros recibe el nombre de Plan de Ahorro 5. Entre sus más importantes características, hay que destacar la seguridad que ofrecen al ahorrador, ya que otros planes solo garantizan la devolución del 85 % del capital invertido. Y, más allá, ya que puedes utilizarlos para ahorro durante plazos más largos, existen otros tipos de planes… ¡Atento!

Seguro Individual de Vida o Ahorro a Largo Plazo (SIALP)

Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo (CIALP)

Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS)

  • Seguro Individual de Vida o Ahorro a Largo Plazo (SIALP): este tipo de producto conlleva su ahorro a partir de un seguro de vida. Así, se contratan con ua compañía aseguradora y son la mejor opción si buscas rentabilidades a largo plazo con un nivel de riesgo bajo. Si se contrata la póliza de vida, el asegurado y el beneficiario del mismo serán la misma persona.
  • Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo (CIALP): como su nombre indica, el ahorro se consigue a través de un contrato de depósito, un acuerdo que implica al cliente y a una entidad financiera. Al contratarse, podrás ingresar las ganancias que genere su rentabilidad.
  • Planes Individuales de Ahorros Sistemático (PIAS): se utilizan para ahorrar y, entre otras cosas, para poder conseguir un capital para la jubilación, pues cumplen mayor efectividad.
Compara y encuentra tu mejor seguro de vida
¿Necesitas ayuda? Te asesoramos gratis
Contrata con nosotros: vía online o por teléfono
Protección de 10 para cubrir a toda tu familia

Ventajas y desventajas del plan de ahorro: por qué elegirlo

Visto lo visto, queda claro que los planes de ahorro potencian la capacidad económica de aquel que lo contrata, pues permite lograr una tarea complicada… ¡Ahorrar! No obstante, además de las ventajas, hay que tener en cuenta cuáles son sus carencias. Así podrás decidir si el producto es o no para ti. ¡Estas son algunas ventajas y otras desventajas de este método financiero y ahorro!

 

Entre sus ventajas destacan…Y sobre sus desventajas…

Con un plan de ahorro, los intereses quedan exentos de tributación, desde el quinto año

Existe un límite máximo de 5.000 € para tu ahorro en cada ejercicio

Puedes contratar un plan con el saldo que tengas en otro, incluso a a largo plazo

Su rentabilidad es baja y la inflación podría anular la rentabilidad que obtengas

Siempre dispones de tus ahorros y, a partir del tercer año, podrás retirarlo sin costes

Si recuperas tu ahorro antes de tiempo, perderás las ventajas fiscales a aplicar

Se trata de un producto disponible para la mayoría, pues tú eliges la cantidad de tus  contribuciones de ahorro

No está permitido contratar más de un plan de ahorro por persona, sin tener en cuenta cuál sea su tipología

Permiten ahorrar de forma automática y, si te cuesta hacerlo a final de mes, son una fórmula ideal para obligarte a guardar, incluso, cantidades pequeñas

Estos planes no cuentan con la ayuda de un Fondo de Garantía de Depósitos, aunque, según la ley, siempre recuperarás el 85% de la inversión

 

Diferencias del plan de ahorro y otros productos financieros

Puesto que los de ahorro no son los únicos planes financieros disponibles, te explicamos cuáles son las diferencias con otros productos… ¡Entre planes de pensiones y los depósitos bancarios!

 

¿Por qué hay que diferenciar un plan de ahorro de uno de pensiones?

En primer lugar, resulta preciso aclarar que los planes de pensiones son otra forma de ahorro y su función se desarrolla a largo plazo. Y es que están pensados para quienes que no necesitan su dinero hasta pasado un largo periodo de tiempo. Entre sus características, aunque existen varias tipologías según las aportaciones, las prestaciones, los activos de inversión, etc., estos planes de pensiones se definen por mantenerse hasta la jubilación del cliente. Así, entre ambos planes, la mayor diferencia es el tiempo que se mantienen: el plan de ahorro está siempre disponible y el que es de pensiones se extenderá hasta que el titular se jubile, optando a la cantidad ahorrada.

 

De esta manera, un plan de pensiones no puede recuperarse como un plan de ahorro y precisa la jubilación como condición. No obstante, puede reclamarse la inversión ante otros motivos: una situación de desempleo de larga duración, una invalidez inesperada, un caso de dependencia o enfermedad grave, la muerte del propietario o que hubieran pasado 10 años desde que se hiciera la última de las aportaciones. Entonces, todos los requerimientos parten de que los ingresos en los planes de pensiones no podrán superar los 1.500 € anuales, limitándose ante los de ahorro.

 

Firmar un plan de ahorro frente a abrir un depósito bancario a plazo

Tras hablar de los planes de pensiones, los depósitos bancarios también son formas de ahorro. Con ellos, los clientes entregan un importe a entidades de crédito durante un tiempo. Cuando ha pasado ese plazo, la entidad lo devolverá junto a una remuneración previamente acordada. Por lo tanto, la gran diferencia de estos acuerdos frente a los planes de ahorro radican en los plazos y en la disponibilidad de la inversión. Y es que los depósitos son más flexibles. No obstante, frente al plan de ahorro, no disponen de beneficios fiscales y tributarán… ¡Elige qué producto es para ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redactado por:
Ignacio González
Ignacio González

Graduado en Lengua y Literatura española + Periodismo. En Traetupóliza, desde diciembre de 2021, realizando tareas de creación y redacción de contenido y de optimización del mismo para los motores de búsqueda.

Índice
ekomi Traetupoliza Oro
SELLO DE ORO CONCEDIDO POR
NUESTROS CLIENTES
Ibervida Asesores Correduría de Seguros Reviews with ekomi.es
El precio de tu Seguro de Vida gratis

¿Quieres aprender como se utiliza un seguro de vida?

Te regalamos 7 consejos para que puedas proteger a tu familia y evitar que te engañen.

¿Te llamamos gratis?
Uno de nuestros expertos te llamará para ayudarte :)
¿Cuándo te llamamos?