¿Qué es un seguro de vida?

qué es un seguro de vida
Contenidos
Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Los seguros de vida son contratos de seguro personales que cubren, en su modalidad más sencilla, el fallecimiento del asegurado. En caso de muerte del asegurado, la compañía abona la cantidad asegurada al beneficiario de la póliza.

Definición de seguro de vida

Por tanto, es un contrato que nos ayuda a proteger a nuestra familia y/o personas que dependen de nosotros año tras año. Es un producto que proporciona tranquilidad y protección. Tener uno es un acto de amor y de responsabilidad que protegerá a tu familia aún en el caso de que tú ya no pudieras hacerlo.   El seguro de vida es un contrato privado que permite proteger económicamente a un beneficiario, elegido libremente, el cual recibirá un capital en caso de fallecimiento. Es un producto muy sencillo que beneficia tanto a las compañías como los asegurados. Si bien es muy sencillo, también es muy importante que se realice correctamente. En este sentido lo importante es que el cuestionario o formulario de salud se realice correctamente.   Puedes ampliar y entrar en detalle en este enlace: ¿Para qué sirve?

Precio de los seguros de vida

El precio de los seguros de vida es la cantidad económica que se paga a la compañía para estar protegido con este tipo de contrato. También se le llama prima.   El precio que se paga se calcula en función del capital a asegurar y de la edad del asegurado. Lo que se valora en el precio es el riesgo o probabilidad estadística de fallecimiento del asegurado.   Las compañías lo miden con una tasa. Esta tasa va aumentando con la edad, de ahí que a igualdad de capital asegurado, el precio incremente año a año.  

¡Calcula tu precio al instante!

Preguntas básicas al buscar seguros de vida

¿Qué cubren los seguros de vida?

En su versión más simple, los seguros de vida dan cobertura al fallecimiento del asegurado. Por tanto, si se produce el mismo, la persona designada como beneficiario será la que obtendrá el capital asegurado en la póliza.   La cobertura de fallecimiento es la básica en todo seguro de vida y a partir de la misma se pueden ir añadiendo coberturas adicionales. Un ejemplo de estas coberturas sería la cobertura de invalidez y de enfermedades graves.

¿Se pueden tener dos seguros de vida?

Los seguros de vida sobre las personas son acumulables entre sí, por lo que SÍ se pueden tener dos o más seguros de vida a la vez. Aunque por simplicidad es más fácil tener una única póliza con la totalidad del capital, es posible tener varios contratos incluso con compañías diferentes.

¿Para qué sirven los seguros de vida?

Los seguros de vida sirven para garantizar la estabilidad económica en la unidad familiar en el caso de que los ingresos del asegurado dejen de entrar mes a mes como consecuencia de su fallecimiento.  Es por tanto, un elemento de protección familiar que permite dar tranquilidad a la familia incluso cuando uno mismo no puede hacerlo. Saber más

¿Cuándo necesito un seguro de vida?

Cómo saber si necesito un seguro de vida es una pregunta que se debería hacer cualquier persona que pueda ocasionar problemas económicos a su familia en caso de que dejaran de entrar sus ingresos mes a mes.  Los dos casos más habituales de necesitar un seguro de vida son: 
  • Tener una hipoteca o deuda pendiente
  • Tener hijos a tu cargo que dependan económicamente de ti

¿Durante cuánto tiempo necesito un seguro de vida?

Durante cuánto tiempo necesitas tu seguro de vida es algo que no se suele pensar, pero es importante saberlo. La respuesta es simple. Lo necesitarás mientras dure el problema que quieres evitar con tu seguro de vida. Como ejemplo, si contratas un seguro de vida para proteger tu hipoteca, el día que ésta finalice, la necesidad de tener un seguro de vida también. 
¿En qué te podemos ayudar?

Comparar Seguros de Vida

Elige entre +15 compañías y ahorra 200€ al año

Quiero cancelar mi seguro

Tramitamos la cancelación de cualquier seguro

Tipos de seguros de vida

Seguro de vida riesgo 

El seguro de vida por excelencia y el habitualmente contratado es el seguro vida riesgo. Esta póliza garantiza al asegurado que los beneficiarios recibirán el capital contratado si se produjera cualquiera de las garantías contratadas en póliza durante un periodo determinado, normalmente un año.

Seguro de vida entera

Es una modalidad exclusiva. Con unas particularidades que lo hacen único, tiene cobertura vitalicia, por tanto siempre se cobra y siempre se paga lo mismo.  Descubre toda la información sobre el vida entera en nuestro blog especializado en este producto: segurodevidaentera.com

Seguro de vida ahorro

El seguro ahorro o inversión es un seguro de supervivencia, es decir lo cobra el tomador transcurrido un determinado plazo. La finalidad de este producto es obtener una rentabilidad.

Figuras del contrato de seguros de vida

El seguro de vida individual es aquel en el que solo se asegura a una persona, frente a los colectivos que aseguran en un mismo contrato a varias personas con alguna relación de afinidad en común. En este tipo de contratos se distinguen básicamente tres figuras que sirven para dar sentido al producto. Tomador, asegurado y beneficiario.

Tomador de un seguro de vida

Es la persona titular del contrato, el que tiene los derechos y obligaciones del mismo. Puede elegir libremente al beneficiario de la póliza y cambiar las condiciones en función de sus necesidades.

Asegurado de un seguro de vida

Es la persona sobre la que recae el seguro, es decir sobre la que debe ocurrir el hecho asegurado, ya sea fallecimiento o invalidez para que se produzca la indemnización y el pago del capital.

Beneficiario de un seguro de vida

Es la persona que recibirá el capital en caso de siniestro, el beneficiario es elegido por el tomador. En caso de invalidez, el beneficiario suele ser el propio asegurado.
Calcula cuánto pagar por tu Seguro de Vida
Rellena estos 3 campos y obtendrás las mejores opciones entre +15 compañías

¿Cuánto capital debo asegurar?

El capital de una póliza es el importe que paga la compañía al beneficiario, en el caso de que se produzca el siniestro. Es el importe que estará cubierto en la póliza. 

 

El capital lo debe elegir el asegurado en función de sus necesidades: 

  1. La situación actual y capacidad económica.
  2. Los familiares que se tengan a cargo
  3. Las deudas contraídas. Por ejemplo: hipoteca.
  4. Los riesgos que se quieran cubrir. Se pueden contratar distintas coberturas (fallecimiento, invalidez absoluta y permanente, invalidez profesional, enfermedades graves, doble capital en caso de accidente, triple capital en caso de accidente en casi de accidente de circulación).
  5. Si se desea garantizar la educación futura de los hijos pase lo que pase.
 

Dependerá de la edad y de la situación en la que cada uno se encuentre elegir un capital u otro.

Requisitos para contratar un seguro de vida

Aunque parezca que hay que cumplir multitud de requisitos para contratar un seguro de vida, la realidad es otra. Solo hay dos requisitos: 

  • Ser mayor de 18 años.
  • Tener residencia fiscal en España.

No obstante, la compañía te realizará un cuestionario de salud para valorar el riesgo. Es posible que a consecuencia de este cuestionario la compañía no quiera formalizar la póliza.

¿Cuánto se cobra por un seguro de vida?

La cantidad que se va a cobrar por un seguro de vida va a depender de lo que el titular tenga contratado. Lo que debes saber es que no existe una cantidad fija, sino que dependerá del contrato que tenga cada uno.
¿Quieres conocer el mejor Seguro de Vida?
Rellena los datos y te damos directamente 3 opciones ajustadas a ti

¿Cómo se hace un seguro de vida?

Para la contratación de una póliza de vida, es conveniente dejarse asesorar por un profesional especializado, pues aunque es un proceso relativamente sencillo, al tener algún error o declaración inexacta puede ocasionarnos el tener un grave problema a la hora de cobrar el siniestro. 

A continuación, se presentan aspectos básicos a tener en cuenta para contratar un seguro de vida: 

  • Tener claras las necesidades antes de contratarlo
  • Elegir el tipo de seguro adecuado 
  • Elegir un mediador independiente para que nos asesore sobre qué póliza de vida es la que debemos contratar y con qué compañía

Los pasos que tenemos que dar dependerán del proceso de suscripción de cada compañía, pero suelen ser parecidos: 

  • Elección del producto y compañía a contratar
  • Solicitud del seguro: hay que completar un cuestionario con los datos que necesita la compañía para una valoración del riesgo que va a asegurar. Suelen ser datos personales, de profesión y de salud. Algunas compañías ya están utilizando procesos de tele-suscripción, los cuales agilizan el proceso.
  • Valoración del riesgo por parte de la compañía de seguros: la compañía analizará los datos facilitados en el cuestionario, y con los mismos decidirá si somos o no asegurables. Además, propondrá condiciones de contratación. Si fuera preciso la compañía puede pedirnos informes médicos adicionales o incluso un reconocimiento médico. Es muy importante que el asegurado declare todos los datos que puedan agravar el riesgo, puesto que la omisión de algún dato puede suponer que la compañía no pague en caso de siniestro. 
  • Emisión de la póliza: una vez analizado el riesgo por la compañía y aceptado por el cliente, la compañía emitirá la póliza, en la que se detallarán todas las condiciones del contrato. Una vez que el asegurado reciba las condiciones tiene un plazo de 30 días, para la anulación del mismo.

Las pólizas de vida riesgo, por lo general son temporales, anuales, y renovables. Esto quiere decir que se renuevan automáticamente, cada año, hasta el periodo de finalización establecido en las condiciones (edad de salida del seguro).

Esto no impide que cualquiera de las dos partes pueda anular la renovación de la póliza. Este aviso siempre ha de ser con al menos 30 días de antelación a la fecha de vencimiento, como marca la ley de contrato de seguro.

¿Con quién contratar un seguro de vida?

La mejor opción es hacerlo a través de una correduría especializada, puesto que son los únicos que son profesionales e independientes.

 

Tienen la obligación de cumplir unos requisitos para la distribución de seguros, que son impuestos por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, lo cual es una garantía de calidad para los clientes.

 

La independencia de las compañías permite a las corredurías de seguros buscar la mejor opción entre todo el mercado asegurador, que satisfaga las necesidades específicas de cada cliente.

 

Además de este, y como valor añadido, la correduría de seguros le ayudará siempre en caso de siniestro, y lo que es más importante, se posicionará del lado del cliente, no de la compañía, en caso de conflicto entre las partes.

¿Afecta el seguro de vida a la Declaración de la Renta?

Lo primero es que hay que diferenciar entre los productos de riesgo y los de ahorro.

En el caso de los seguros de ahorro, tributarán como rendimientos del capital mobiliario. Por lo tanto, les afectará toda la legislación correspondiente a los productos de ahorro e inversión.

Para el seguro de fallecimiento, el que pagará impuestos será el beneficiario, que tendrá que tributar por el impuesto de sucesiones y donaciones. La indemnización pasará a formar parte del patrimonio del tomador y habrá que liquidar este impuesto. Es importante conocer que varía considerablemente de una comunidad autónoma a otra.

 

En el casa de la invalidez es el propio asegurado el que cobra la prestación y lo hace como un rendimiento del capital mobiliario, por lo que tributará en el IRPF al tipo establecido para el ahorro y Hacienda se llevará una parte.

¿Los seguro de vida llevan IVA?

En cuanto al IVA hay que decir que están exentos, es decir, los seguros de vida no pagan este impuesto. Pagan en otros conceptos como el impuesto de la prima del seguro IPS o el Consorcio.

¿El seguro de vida desgrava?

En numerosas ocasiones nos preguntan si se puede desgravar el seguro de vida, y la realidad es que no se pueden desgravar los seguros de vida en la declaración de la renta. 

Si bien es cierto que si se pueden desgravar los gastos asociados a la hipoteca y que existen asesores que lo incluyen como tal, la realidad es que no existe ninguna ley en la que diga que se puede desgravar. 

Por tanto, si queremos evitar disgustos ante una posible inspección, la mejor opción es no hacerlo.

En 2 minutos sabrás cuánto te costará al año tu Seguro de Vida

ekomi Traetupoliza Oro
SELLO DE ORO CONCEDIDO POR
NUESTROS CLIENTES
Ibervida Asesores Correduría de Seguros Reviews with ekomi.es
¿Te llamamos gratis?
Uno de nuestros expertos te llamará para ayudarte :)
¿Cuándo te llamamos?