fbpx

¿Quién es el tomador de un seguro?

El tomador del seguro es una de las figuras clave dentro del conjunto de actores que rodean una póliza de vida o de cualquier otro tipo. Tal consideración con respecto al tomador se debe a que, sin él, no se podría firmar ni existiría tampoco el acuerdo de protección con la entidad.

Definición del tomador del seguro

La definición del tomador de una póliza es muy sencilla: se trata de aquella persona que toma la decisión de buscar un acuerdo de protección con una compañía de seguros de vida y, por ende, será el encargado de la contratación del seguro de vida. Por otra parte, el tomador será la persona responsable del pago de la prima correspondiente a la póliza acordada, incluso cuando ella misma no sea la persona que figure como asegurada o beneficiaria de lo contratado. De este modo, siendo el tomador de un seguro de vida la persona que, legalmente, asume la responsabilidad de hacerse cargo del desembolso de la prima, serán sus datos personales los que se reflejen en la póliza del seguro y deberá ser su firma la que figure en dicho documento. Así, la figura del tomador existe porque, según la normativa española vigente, es posible que una persona decida poner en marcha la contratación de un seguro para garantizar la protección de otra y logrando que sean otros distintos los que reciban los beneficios. Como tal, la primera persona es el tomador, la segunda será el asegurado y los últimos, los beneficiarios.

Y… ¿qué diferencia hay entre el tomador y el asegurado?

A partir de la definición que acabamos de darte, se puede intuir que, efectivamente, el asegurado y el tomador pueden no coincidir, es decir, puede que no sean la misma persona. Sin embargo, nada impide que sí coincidan los nombres. De este manera, la designación es una cuestión de matices en la que toda la información que debe aclararse al establecer tu póliza. Si el tomador acaba por ser la misma persona que el asegurado, se debería a que tú contratas un seguro para protegerte a ti mismo. Por su parte, se dan casos en los que ambas figuran son personas diferentes: un padre puede contratar un seguro de vida para asegurar a su hijo, convirtiéndose este en el asegurado y su progenitor, en el tomador. Entonces, lo que hay que tener claro a la hora de hablar del tomador y el asegurado es la tarea de cada uno con respecto a la póliza de vida: básicamente, el primero paga mientras el segundo es el que está cubierto.

Blog Gif Seguros de Vida

¿Cuál es el precio de un Seguro de Vida?
Te ayudamos a conocer el precio de seguro de vida con casos reales como el tuyo

¿Cuáles son las obligaciones del tomador del seguro?

Visto lo visto, volvemos a reconocer una vez más que la figura del tomador del seguro tiene un papel esencial, pues no solo implica ser el dueño del contrato. Por lo tanto, postularse como el tomador de una póliza de protección de vida conlleva una serie de obligaciones específicas:
  • Firmar la póliza, pues sin la firma del tomador la póliza no tendría efecto para el asegurado.
  • Pagar las primas y es que el pago de las cuotas también es necesario, en este caso, para mantener la vigencia de la póliza de vida. Entonces, si el tomador las  deja de pagar, la protección acordada en el contrato ya no tendría validez para el asegurado.
  • Designar a los beneficiarios, ya que, antes de la firma, resulta necesario que el tomador decida la designación de los beneficiarios, es decir, seleccione a la personas que recibirían la prestación que conlleva el contrato que el tomador ha firmado.
  • Rescatar el seguro, puesto que, en los casos en los que proceda, el único capacitado para realizar el rescate de la póliza es el tomador del seguro.

¿Qué otras figuras se necesitan para la firma de tu póliza?

Más allá de todo lo dicho, a lo largo del artículo hemos mencionado otros actores importantes en el acuerdo de una póliza. Así, además del tomador, existen cuatro figuras que dan sentido al contrato y es vital que las conozcas para saber cómo funciona tu seguro de vida. ¡Atento!
  • El tomador.
  • El beneficiario, que es la persona, o personas, que recibirán tanto las prestaciones como las compensaciones contratadas en el seguro de vida en caso de producirse el suceso trágico.
  • El asegurado, aquella persona a la que, efectivamente, asegura la póliza; es decir, el asegurado será el individuo que queda cubierto de los riesgos acordados en la póliza.
  • El asegurador, que será la compañía o entidad aseguradora que asume el riesgo del asegurado, comprometiéndose a abonar el capital de fallecimiento en caso de producirse.
  • El mediador de seguros será la empresa o persona física que distribuye el seguro. Además, se ocupa de las gestiones entre la compañía y el tomador del seguro. Un ejemplo son las correduría de seguros, como Traetupóliza; sin embargo, nosotros también ofrecemos el servicio de comparador de seguros de vida y cancelación de seguros. Puedes contactarnos.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ekomi Traetupoliza Oro
SELLO DE ORO CONCEDIDO POR
NUESTROS CLIENTES
El precio de tu Seguro de Vida gratis

¿Quieres aprender como se utiliza un seguro de vida?

Te regalamos 7 consejos para que puedas proteger a tu familia y evitar que te engañen.

¿Te llamamos gratis?
Uno de nuestros expertos te llamará para ayudarte :)
¿Cuándo te llamamos?