fbpx

Si dudas quién es el asegurado en una póliza de vida, una forma muy fácil de reconocerlo es considerando que se trata de la persona que en sí misma está expuesta al riesgo. De este modo, en un seguro de vida, el asegurado protege su supervivencia al igual que, con un seguro de hogar, proteges el buen estado de tu vivienda… ¡Aunque eso sea otra historia en Traetupóliza!

 

¿Quién el asegurado del seguro?

El término «asegurado» se utiliza, expresamente, para referirse a la persona sobre la que recae la cobertura del seguro que se ha contratado; es decir, ni al tomador, ni al beneficiario, las coberturas de la póliza solo aplican al asegurado. De tal forma, es muy importante que ubiques quién es en casa caso, ya que se considera la figura principal y la que da sentido al sector.

 

Entonces, tal y como te explicamos, el asegurado en un seguro de vida es la persona, o personas, que está cubierta tanto con el pago del capital asegurado como con la prestación de las garantías contratadas. Por ejemplo, en un seguro de vida, el asegurado es la persona a la que el seguro cubre el fallecimiento o invalidez. Y ambas situaciones ofrecen resultados diferentes…

 

Así, parece necesario recordar que las compañías pagan si ocurre el hecho que cubre a la figura del asegurado. Como tal, en el caso de que falleciese, la compañía haría efectivo el pago a los beneficiarios, que serán los allegados elegidos por el tomador, en lugar de al asegurado. Sin embargo, si el asegurado sufre una invalidez, él mismo recibirá la prestación asegurada ante tal situación, pues él mismo puede ser el beneficiario del capital acordado en la póliza.

 

Otra condición sobre el asegurado a tener en cuenta es que este sea una persona menor de edad. Dándose tal caso, para la contratación de la póliza sería necesaria la autorización por escrito de sus representantes legales. Además, es importante que recuerdes que, precisamente, la posibilidad de asegurar a un menor de 14 años o un incapacitado está muy limitada.

 

Derechos y obligaciones del asegurado

En primer lugar, el asegurado tiene derecho a, efectivamente, conocer que se ha realizado un contrato de seguro sobre su vida y esto es así ya que debe dar su consentimiento para realizar el acuerdo, aunque el tomador sea una tercera persona. Por su parte, con respecto a las obligaciones de esta figura, de forma general, destaca una: igual que, cuando se asegura un bien, el asegurado debe custodiarlo, protegerlo y tomar las precauciones necesarias para no favorecer la ocurrencia de un siniestro; al asegurar su vida, deberá hacer lo propio con ella. 

 

Diferencias entre el asegurador y el asegurado

Si bien es muy fácil confundir los conceptos del asegurador y el asegurado, igual de sencillo es encontrar sus diferencias. Además, para entender bien cómo funciona un seguro de vida, tienes que tener clara la diferencia entre ambos, pues cada una representa a una figura diferente.

 

Teniendo claro que el asegurado es la persona protegida y amparada por la póliza de vida, el asegurador es quien paga en caso de siniestroEs decir, esta figura queda representada en la entidad aseguradora o mutua, la cual, a través del contrato, se compromete a abonar el capital en caso de producirse el suceso cuya cobertura esté incluida en la póliza. Por tanto, el asegurador es la figura con la que el asegurado realiza el acuerdo de protección.

 

En un seguro de vida, los aseguradores son las compañías aseguradoras, tales como Zurich, Liberty, Axa, etc. Entre todas ellas, puede haber diferencias y es que cada una de ellas también pone sus propias condiciones para aceptar asegurar a una persona. En ese sentido, puesto que las condiciones pueden ser distintas entre unas compañías y otras, te ofrecemos el comparador de Traetupóliza. Con él, podrás comprobar qué asegurador te conviene en tu caso.

¿Quieres conocer el mejor Seguro de Vida?
Rellena los datos y te damos directamente 3 opciones ajustadas a ti
 
 

Diferencias entre el tomador y el asegurado

Anteriormente, hemos hablado del asegurador, pero esta no es más que otra figura entre las necesarias para la firma de un seguro de vida. Más allá del conjunto, y habiéndose mencionado ya antes, el tomador es otra de ellas y es común que no sepas cuál es la diferencia con respecto al asegurado. De esta manera, resulta difícil diferenciarlos ya que, en muchas ocasiones, asegurado y tomador suelen ser la misma persona, pues es la situación más habitual.

 

Con todo, para definir esta figura, hay que entender que el tomador es la persona que contrata el seguro, lo firma y se compromete a pagarlo. Por eso mismo, si una persona contrata un seguro para sí mismo, el tomador y el asegurado serán la misma persona, como ya dijimos. Por su parte, también existen situaciones en las que el tomador y el asegurado son individuos diferentes. Pongamos una situación para mostrarlo: cuando un padre contrata un seguro para asegurar a su hijo, el progenitor es el tomador y su descendiente es el asegurado. Otro ejemplo sería el caso de un matrimonio, pues uno contrata el seguro de vida, siendo tomador, para su pareja, que sería la persona asegurada por la póliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados
ekomi Traetupoliza Oro
SELLO DE ORO CONCEDIDO POR
NUESTROS CLIENTES
Ibervida Asesores Correduría de Seguros Reviews with ekomi.es
El precio de tu Seguro de Vida gratis

¿Quieres aprender como se utiliza un seguro de vida?

Te regalamos 7 consejos para que puedas proteger a tu familia y evitar que te engañen.

¿Te llamamos gratis?
Uno de nuestros expertos te llamará para ayudarte :)
¿Cuándo te llamamos?